GIULIETTA, el impecable italiano del Grupo Lé Cocó

Qué: Impecable restaurante italiano del Grupo Le Cocó.

Dirigido a: Comidas familiares, eventos, grupos de amigos, y nuestro plan favorito: una íntima y cálida cita romántica.

Terraza:

Dogfriendly:

Notas Personales: Giulietta. El propio nombre nos deja claro qué podemos encontrar en esta nueva propuesta gastronómica en la capital. Autenticidad, sabor italiano y elegancia. Decir elegancia sencilla sería innecesario. La elegancia siempre lo es. Y queda claro en el momento en el que entras por la puerta de Giulietta. O te asomas a su terraza abierta a una plaza ajardinada. El impecable trabajo de Marta Banús en la decoración del local invita a quedarse, a volver, a tomar café y a repetir las veces que sea necesario.

Una vez que ya te sientas en la mesa seducido por el ambiente del local, entiendes que este es el italiano al que llevas tiempo queriendo venir. Dejamos en el lejano recuerdo malas experiencias de comida “italiana” para encontrar producto y elaboración auténtica. Mangiare bene e contundente es lo que uno espera en una trattoria del centro de Génova o de una osteria en San Gimignano. Y eso es justo lo que nos ofrece Giulietta en Madrid.

La carta tiene propuestas para todos los paladares. Entrantes para todos los gustos (imprescindible la tabla de embutidos italianos), pasta fresca (Fazzoletto ripieno di Zucca, Biscotto Amaretto e Parmigano o Raviolo Nero Ripieno di Baccalá con Salsa Verde e Bottarga, Tortelloni rosa con foie d’oca e tartufo), platos de cuchara (Risotto Nero con Calamari e Polipetti o con Burrata e Salsiccia), y postres artesanales (Tiramisú, Fagottino alla Nutella y Pannacotta al Cioccolato), con opciones igualmente apetecibles para niños, vegetarianos y celiacos.

Nosotros nos decantamos por la tabla de embutidos italianos, Burrata con tomate confitado y mermelada de cebolla roja como entrantes, seguidos de Spaghetti al tartufo, parmigiano e uovo poché, cuya elaboración se finaliza en la mesa, y pizza con mortadela y pesto de pistacho. Para finalizar tuvimos que resistirnos al Tiramisú por un único motivo. Y el motivo es que queríamos volver a un lugar en el que ya estuvimos. Al fin y al cabo esa es una de las virtudes de la gastronomía, devolvernos ahí y a ese momento. Canolli ripieni alla ricotta de postre. Y ahí es donde terminamos aquella fantástica experiencia en Giulietta. Ciao Sicilia.

B y N.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s